SARAMAGO:”El hombre que nunca quiso ser importante”

                                        

Modesto, sencillo, apacible, y como él decía “déjate llevar por el niño que fuiste”. Sólo un filósofo y pensador de la vida puede escribir como él lo hace.

Ha tenido una vida llena, ha sido profesional de muchas cosas, no se arrepiente de nada, y con tan sólo hace una treintena de años, apareció de repente en nuestras vidas enseñándonos su sabiduría literaria, su desasosegado pensamiento, ese que le a hecho escribir cosas tan maravillosas, tan humanas y que han significado el trayecto de una vida vivida al máximo y que él escribía a modo de leyenda, cuento o realidad, pero siempre basándose en los minutos por él vividos, en la experiencia de sus años, y en el sufrimiento que un día tras la lucha le hizo salir de su amado Portugal, simplemente por escribir sus pensamientos en libertad.

Azinhaga, su aldea natal y donde vivían sus abuelos, a los que él tanto quería y que homenajea en su libro y en el discurso de la Academia de los Nobel en 1998 cuando le otorgan el Premio Nobel de Literatura.
Con la larga dictadura de Salazar creció, y aprendió a tener conciencia del mal que hacen los regimenes dictatoriales. Afiliado al Partido Comunista y con ideas siempre de izquierdas, ha sido observador de dos siglos, y ha tenido que ver muchas barbaridades que con su pluma combatía de una manera pacifica pero no impasible. Él comprometido con la política, dijo NO a la cruel guerra de Irak, y a muchas otras causas actuales, y según sus palabras: “Necesito decir lo que pienso, no puedo callar”. Y así lo a hecho durante toda su vida, precisamente por eso abandonó su querido Portugal, pues tras escribir “El Evangelio según Jesucristo”, y después de muchos años criticado por sus ideales en su país, decidió exiliarse voluntariamente en 1990 y se fue a vivir a Lanzarote hasta hoy que nos ha dejado, en ese lugar que él tanto ha amado y respetado, ha escrito libros maravillosos que nos ha dejado como herencia.
Continuamente escribía y hablaba de lo que sucede en está sociedad, donde los más débiles son los pisoteados por los fuertes, que la mentira gana a la verdad.

En 1947 publicó su primera novela, “Tierra de pecado”. Varios años después siguió escribiendo libros, pero no sabremos de él hasta que publica sus novelas “El año de la muerte de Ricardo Reig”, “Memorial del convento” “El Evangelio según Jesucristo” “La balsa de piedra”, “Ensayos sobre la ceguera” y muchos más que son
Imprescindibles para la lectura y para una buena biblioteca.
En su último libro recién terminado, “Viaje del elefante” narra la historia de un elefante que fue llevado hasta Viena como regalo para el archiduque Maximiliano de Austria de parte del rey Juan III de Portugal, y los milagros y cosas que trascurrieron a lo largo de ese viaje.

Saramago dice: “Lo que llegamos a ser, es gracias a las relaciones que tenemos con los demás, son parte importante de nuestra vida”.
Y lo que pido es: “tiempo, tiempo, vida”.

“Cuando el momento de mi muerte llegue, lo aceptare sin más, lo único que pido es que no me hagan sufrir demasiado”.

La Fundación José Saramago estará en la Casa de los Picos en Portugal.

   María José Cárceles

Anuncios

~ por anarama en 20/06/2010.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: